lunes, 28 de enero de 2008

La Celestina [4.2] - II

[ACTO I; escena I]

CALISTO.- En esto veo, Melibea, la grandeza de dios.
MELIBEA.- ¿En qué, Calisto?
CAL.- En dar poder a natura que de tan perfecta hermosura te dotase: y hacer a mi inmérito tanta merced que verte alcanzase: e en tan conveniente lugar que mi secreto dolor manifestarte pudiese. Sin duda incomparablemente es mayor tal galardón que el servicio, sacrificio, devoción e obras pías que por este lugar alcanzar tengo yo a dios ofrecido. [1] Ni otro poder mi voluntad humana puede cumplir. ¿Quién vio en esta vida cuerpo glorificado de ningún hombre como ahora el mío? Por cierto los gloriosos santos que se deleitan en la visión divina no gozan más que yo ahora en el acatamiento tuyo. Mas, ¡o triste!, que en esto deferimos: que ellos puramente se glorifican sin temor de caer de tal bienauenturanza: e yo mismo me alegro con recelo del esquivo tormento que tu ausencia me ha de causar. [2]
MEL.- ¿Por grand premio tienes esto, Calisto?
CAL.- Téngolo por tanto en verdad, que si dios me diese en el cielo la silla sobre sus santos, no lo tendría por tanta felicidad.
MEL.- Pues aún más igual galardón te daré yo, si perseveras.
CAL.- ¡O bienaventuradas orejas mías, que indignamente tan gran palabra [3] habéis oído!
MEL.- Más desaventuradas de que me acabes de oír: porque la paga será tan fiera cual la merece tu loco atrevimiento; e el intento de tus palabras, Calisto, ha sido de ingenio de tal hombre como tu, haber de salir para se perder en la virtud de tal mujer como yo. [4] ¡Vete, vete de aquí, torpe: que no puede mi paciencia tolerar que haya subido en corazón humano conmigo el ilícito amor comunicar su deleite!
CAL.- Iré como aquel contra quien solamente la adversa fortuna pone su estudio con odio cruel. [5]


[1] Carácter hiperbólico (exagerado) de la declaración de amor de Calisto, parodiando así una de las características del amor cortés.

[2] Alegría que siente Calisto ante su sufrimiento por la pasión que siente, característica del amor cortés.

[3] Tan gran palabra: “galardón”. Se produce un equívoco, pues Melibea usa el término con significado de castigo, y Calisto lo entiende como recompensa (señal de la dama a la devoción del amante). Calisto lo interpreta como rendición sexual, de ahí la furia que muestra Melibea.

[4] Como es habitual en el amor cortés, la dama censura y rechaza al hombre de clase media (aunque en este caso es de alto linaje) que le acaba de requerir en amores.

[5] [ACTO I; esc I] Primer encuentro, casual, entre Calisto y Melibea. Él se enamora de manera instantánea, mientras que ella le rechaza, siguiendo los tópicos del amor cortés.
---------------------------------------------------------------
Actividades
a. Resume brevemente el primer encuentro entre Calisto y Melibea.
b. ¿Cuál es la reacción de Calisto ante el rechazo de Melibea?
c. ¿En qué consiste la ambigüedad de la actitud de Melibea?
d. Destaca los rasgos de amor cortés que observes en este encuentro .

1 comentario:

Bruno Jiménez dijo...

La Celestina [4.2]-II

a) Calisto se enamora de Melibea y se declara y ella le rechaza siguiendo los tópicos del amor cortés

b) Se piensa que es por tener una mala fortuna.

d) La declaración de amor de Calisto que es una parodia típica de las características del amor cortés; la alegría que siente Calisto por el sufrimiento por la pasión que siente hacia Melibea y que la dama rechaza al hombre de clase media (aunque en este caso es de alto linaje) que se le declara.